PROGRAMACIÓN

Dieta Espiritual Amazónica: Perú del 10 al 20 de marzo 2018

Antes de empezar la dieta

Antes de llegar a Perú usted tendrá la primera consulta psicológica privada con la Dra Karla. Esta sesión servirá para identificar los objetivos y temas a trabajar durante la dieta espiritual. De esta forma usted podrá sacar el mayor provecho de esta experiencia y la psicóloga podrá guiarlo mas adecuadamente durante el retiro.

Día 1

Recibiremos una limpieza energética a cargo de Don José, curandero especializado en el trabajo con los rios amazónicos. Este ritual utiliza una combinación de plantas amazónicas, canciones de invocación espiritual y la fuerza energética de los ríos de la selva que es canalizada por el curandero. 

Día 2

Nos dirigimos al retiro. Almorzaremos y en la noche comenzamos el trabajo con la primera sesión tradicional de Ayahuasca, protegidos por el poder del curandero y por los espíritus de la selva con los que este trabaja. 

Día 3

Este dia comienza con una entrevista personal privada con la psicóloga, donde usted recibirá orientación sobre las visiones que recibió durante el ritual de la noche anterior. Luego de esto empieza el periodo de desintoxicación, cura y aprendizaje con las plantas maestras que durará hasta la noche del día 9.

Día 4 al día 9

Continúa el trabajo con la planta maestra y su periodo de limpieza fisica, emocional y espiritual. En la noche del noveno día tendremos la última sesión con Ayahuasca para cortar la dieta y cerrar sus centros energéticos. 

Día 10

Se corta el periodo de desintoxicación consumiendo un caldo con sal, limón, picante, vegetales y carne de gallina para los que lo desean.

Después del desayuno tendremos la última sesión privada/individual de psicoterapia y luego de esto recibiremos un baño de florecimiento con plantas amazónicas de poder, para así prepararnos para regresar a la ciudad el siguiente día y comenzar un nuevo periodo en nuestras vidas. 

Día 11

Después del desayuno emprenderemos el camino de regreso a la ciudad más próxima para despedirnos y retornar a nuestras respectivas ciudades.  
Share by: